sábado, 22 de noviembre de 2014

La estrategia está al descubierto


Algunos sectores de oposición siguen mintiéndole al país, o por lo menos a quienes los escuchan, que son un sector importante de la población, pero no son suficientes para derrotar a los que hoy gobiernan. La MUD ha hecho sus mejores esfuerzos, en el camino de hacerse entender ante sus seguidores, con un planteamiento en concreto, las venideras elecciones parlamentarias, éstas como la vía más rápida para demostrarle al país si ciertamente el gobierno perdió el apoyo popular. Las elecciones del 2015 serán la verdadera encuesta. 
Ahora los voceros de los sectores de oposición que se encuentran en la línea electoral deben hablarle claro al país, a todos, no sólo a sus seguidores; como por ejemplo, ¿para qué se quiere ganar la asamblea nacional? con objetividad y claridad para no llenar de falsas expectativas a los ciudadanos que estoy seguro irán a votar, porque siempre lo han hecho por la oposición, pero los más importante está en lograr conquistar a los sectores descontentos, de lo que se ha dado en llamar el chavismo, y a éstos no se les conquistará sin un discurso incluyente y sincero. Por allí se escuchan algunos afirmando que desde la asamblea cambiarán al régimen, que se logrará la renovación de todos los poderes públicos, y otros, los más osados hablan hasta de destituir al presidente. Si éste es el discurso para impulsar el voto, puedo asegurar, sin hacerme acreedor del título de nigromante, que no se logrará ganar la mayoría parlamentaria, muy por el contrario se contribuirá a que los sectores descontentos del chavismo se unifiquen alrededor de lo que sigue marcando la política gubernamental, “el legado del comandante eterno”.
Por otra lado andan algunos queriendo hacer ver que las elecciones parlamentarias no son la salida, “que este CNE y el que viene no son confiables”, que lo único que nos puede dar las herramientas para sustituir al régimen es una asamblea constituyente, o levantar desde las bases, mediante asambleas de ciudadanos, un gran movimiento nacional para “derrocar a quienes nos desgobiernan”. Posiciones válidas en democracia, claro está, si fuesen sinceras, lo lamentable es que mantienen a un sector de oposición engañados, unos recogiendo firmas que ya el CNE les dijo que no tienen validez, y otros de asamblea en asamblea, en los sectores medios y altos de la sociedad, con un discurso ambiguo y nada claro, sin una propuesta en concreto, o que por lo menos movilice a estos sectores alrededor de una verdadera unidad, si es que en verdad se quiere derrotar al régimen. 
Estos impulsores de salidas diferentes a las elecciones parlamentarias no esconden su verdadero objetivo, todo esto es una estrategia para mantenerse en la calle y fortalecerse como individualidades y así lograr, algunos en primarias, ser candidatos para las parlamentarias. La recolección de firmas y las asambleas de ciudadanos, tienen el mismo objetivo, hacer músculo para las primarias que se están exigiendo por algunos sectores de la MUD, para elegir a los candidatos de la unidad, lo que me lleva a afirmar que todos terminarán en la ruta electoral que desemboca en las parlamentarias del 2015.

Sincerarse frente a la población no les haría daño, estoy seguro que los reivindicaría frente al país, porque de seguir en esta dispersión en lo político se le hace un gran daño al objetivo electoral, y si es verdad que no creen en la ruta electoral planteada desde la MUD, que de una vez digan que no van a participar en este proceso, para que luego no aparezcan con su cara muy lavada, aspirando a ser candidatos de la unidad, dejando tras de sí a un gran número de venezolanos, nuevamente decepcionados, sintiendo que no vale la pena votar. 
La nueva representación que se necesita en el próximo período parlamentario, debe estar unificada alrededor de una estrategia común, no podemos dar el mismo espectáculo que se ha dado en la que hoy se tiene, cada grupo o fracción con una política propia, o peor aún, parafraseando a Claudio Fermín, “algunos van al parlamento a resolver un problema de salario, y no a hacer política”, que lamentable sería para el país si esto se repite en la próxima asamblea, imagínense este último escenario siendo mayoría.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario