lunes, 3 de septiembre de 2012

El alma de la fiesta





Si la situación del país no fuera de tanta gravedad, uno pudiese hasta bromear con todo lo que sucede. Conversando con un sobrino me hizo referencia, cómo él siente mucho aprecio hacia el presidente, que de verdad le gustaría tenerlo como amigo, e invitarlo a todas sus fiestas y reuniones, por cierto es músico. Hay también que mencionar que a su corta edad no tiene recuerdos de anteriores presidentes. Al interrogarlo por la situación del país, me di cuenta de que está muy claro y consiente con todos los problemas que estamos afrontando, y al preguntarle del por qué le gustaría que fuera el presidente su amigo personal, es allí donde entendí, él lo quiere como amigo, no como presidente, me dice que Chávez en cualquier reunión se convertiría en el alma de la fiesta, cantando, bailando echando cuentos e historias, me dice que sería un compañero de farras increíble, que sus amigos lo celebrarían al verlo llegar a cualquier encuentro o reunión, claro a esa edad la oportunidad de fiestas son inagotables, y mientras lo tuviesen entretenido haciendo lo mejor que hace, tendríamos la posibilidad de elegir un presidente serio que de verdad nos gobierne. 
Este argumento es irrebatible, y además creo que tiene mucha razón, es allí donde es difícil ganarle al presidente, dejar de reírse de algunas de sus gracias es casi imposible, aunque sabemos que terminan siendo morisquetas, no creo que ni el conde del guácharo logre ganarle en el escenario, será por ello que lo extraña como contendor en este proceso electoral, es que a chacu no se le puede negar su carisma y alto grado de simpatía, si se realizara un concurso al estilo de Latín American Idol Presidencial, estoy seguro lo ganaría de punta a punta, ya me imagino al jurado llorando de la risa y aplaudiendo, claro sería un jurado conformado por algún argentino, ecuatoriano, nicaragüense y si falta alguno un brasileño, tendría el resultado más que garantizado, pero hay que ser objetivo, sus dones dan para ello, no hay en la actualidad ningún otro presidente que le pueda ganar, eso sí pediríamos que ese espectáculo durara unos seis años, a ver si nos da tiempo de reconstruir al país, que entre chiste y chiste todos los día nos sucede una desgracia.  
Espero que no sea muy  tarde para que entendamos que no necesitamos a un tipo simpático en la presidencia, que nos llene a diario de cuentos, canciones, y discursos interminables, que estos años de sacrificios valgan la pena,  para que los miles que han sido asesinados por el hampa tengan justicia. Que este triste espectáculo nos ha dejado un deterioro estructural, en todas las áreas, siendo las más marcadas la salud, la educación y la infraestructura,  esto es, entre otras desgracias, lo que nos esta dejando este reality show, que confío que el 7 de octubre finalice, y así el actual presidente se dedique a lo que mejor sabe hacer, echar cuentos y chistes, pero a sus nietos. 

4 comentarios:

  1. Estimado Daniel: Lo cierto es que los venezolanos debemos aprender a separar los ambitos electoral-gubernamental del de la vida social. En qué sentido? Debemos ser MENOS emocionales a la hora de evaluar un candidato (su supuesta "simpatía" , "carisma" , "este se parece a mi"o mas bien la propia carga de rabia y resentimiento que se traduciría en "voto castigo") y MAS racionales a la hora de votar por alguien: Qué antecedentes (experiencia, curriculum) tiene el candidato? Cuál es su basamento filosófico-ideológico? Cual es su proyecto político? Ese proyecto mejorará al país? Por supuesto esto es facil decirlo. Sin duda es un aprendizaje que a veces le cuesta sufrimientos y destrucción a un pais, como en el caso nuestro. Los medios de comunicación y los ciudadanos con mas vision y consciencia debemos promover este este cambio de mentalidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo, lamentablemente la realidad nos da en la cara y la gran mayoría de los electores votan con el corazón y el hígado, sigamos luchando a ver si logramos cambiar las cosas, un abrazo

      Eliminar
  2. Resulta interesante leer este articulo y mas que surge de una conversación casual, pero ya es hora de que en Venezuela se acabe la parranda y se comience a recoger el desastre que se ha venido haciendo de este gran país que tiene mucho que ofrecer pero que se han dedicado a destruir. En todo esto se evidencia las pasiones a la cual esta aferrado el hombre y que las mismas influyen en sus decisiones, saludos.

    ResponderEliminar
  3. Al mal tiempo buena cara!
    Es un refrán que el Venezolano ha internalizado muy bien y por eso es capaz de reirse hasta de su propia desgracia y tal vez por eso sobrevivimos a tanta miseria gubernamental.
    Sin embargo amigo Daniel en el fondo de tu interesante reflexión aprecio una enseñanza que deberiamos trabajar a diario para que cada Venezolano la asimile y es la imperiosa y vital necesidad de empezar a exigirle curriculo a quien aspire un cargo gubernamental y mas aún si es presidencial.
    Las costumbres se hacen no nacen, por eso creo que una campaña bien pensada y mejor implementada en ese sentido puede darnos la posibilidad de ser un apís de ciudadano responsable y amantes del respeto. Es parte del reto que debe asumir el Presidente Capriles y su equipo para garantizar que nunca mas elijamos un charlatan o tira piedra para ejercer autoridad alguna.
    Las cupulas de los partidos son altamente responsables de esa conducta de nuestros compatriotas pues desde alli se aupa a altas pocisiones gente por premiarle lealtades personales o pago de favores o por interese bastardos, dando al traste con personas preparadas y ganadas para hacerlo bien.
    Algún dia hay que empezar a convertir esta aldea con luz (de vez en cuando) en un país de ciudadanos!
    Un abrazo hermano causante!
    Sidel Eliécer Sánchez Machado

    ResponderEliminar