lunes, 26 de mayo de 2014

La Democracia es la vía


Este domingo 26/05 los electores de los municipios San Cristóbal y San Diego reafirmaron el camino democrático. 
Frente al abuso de poder expresado en la destitución de sus alcaldes electos y la violencia de las guarimbas, los que acudieron a votar enviaron de manera firme un mensaje claro y contundente, ni unos ni otros, de manera clara le reafirmaron a aquellos que llevan años tratando de llevarnos a un sistema “socialista”, para algunos el modelo fracasado cubano, que no están de acuerdo con ese modelo, y del otro lado, un rechazo firme a un sector minoritario de oposición que pretende empujar al país hacia la violencia política, expresada en actos muy parecidos a los vividos en la hermana república de Colombia, violencia que estos venezolanos que el día domingo salieron a votar, vivieron en carne propia; la muerte y el desasosiego los tocó muy de cerca. 
Dos extremos que empujan hacia la desestabilización, por un lado los problemas sociales que son reflejo de un gobierno fallido, que no ha logrado vencer los altos índices de pobreza que nos han acompañado por más de cincuenta años, y del otro lado la violencia política, que para algunos es la solución para desalojar del poder a quienes nos desgobiernan, quedaron aislados. La claridad y la contundencia de la participación del día de las votaciones, no deja nada que inferir, el llamado es la vía democrática para lograr los cambios que tanto se han anhelado por los sectores mayoritarios de la población, cambios que para algunos se vieron representados en el discurso del presidente que salió de sabaneta y logró encarnar el descontento social, que por años se vino acumulando al margen de aquellos que gobernaban para una elite política y económica, pero en la actualidad no ven que el heredero de sabaneta sea capaz de lograr los cambios necesarios para disminuir los niveles de las desigualdades sociales. 

Pero tampoco ven del lado del sector opositor un discurso basado en un proyecto incluyente que los acerque y los sume a la transformación esperada, la exigencia de unidad y paz se hace sentir en la opinión pública, y eso se expresa en la actitud democrática de la gran mayoría de los venezolanos, que de forma estoica acuden a sufragar cada vez que son convocados, a pesar de que algunos hacen todo lo posible para que esto no sea así. La antipolítica que tuvo su mayor expresión en el apoyo del golpismo militarista en los años noventa, sigue, ahora con nuevos actores jugando al caos y a la desestabilización política y económica, confiando que esto les dará la oportunidad de asaltar el poder. 
Lo que no han entendido estos sectores minoritarios es que la mayoría del  pueblo venezolano no los acompañara en una aventura que nos llevaría hacia mayores grados de violencia y desestabilización. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario