viernes, 14 de marzo de 2014

¿Gochos arrechos?


Debemos recordar que en la cultura política del venezolano hay la creencia de que los militares son la solución para cualquier cosa, esta creencia se encuentra alojada en lo más hondo del imaginario colectivo de un gran número de venezolanos. Es tanto así, y encontrándose algunos convencidos de ello, aplauden a todo aquel que se viste de verde y nos habla con tono mandón como si nos estuviese regañando, creencia que cada día nos aleja más del siglo XXI y de la civilidad.  Por allí andan algunos haciendo remembranza y añorando lo peor de nuestro pasado. Muchos en las redes sociales nos dicen que los gochos si son “arrechos”, que hay que traerlos “pa Caracas” para que de una vez caiga el gobierno, creyendo que con ello los militares se pondrán de su lado para darle una solución definitiva a lo que estamos atravesando. Jugando con fuego podríamos decir.
Hay que recordar en nuestra historia aquellos tiempos de barbarie que duraron más de 50 años, donde desde los andes venían montoneras guiadas por algún jefe militar o caudillo con su mauser bajo el brazo para tomar el poder en Caracas, afirmando algunos historiadores que estos enfrentamientos fratricidas nos costó más de un millón de vidas. De estos caudillos algunos no llegaban ni al centro del país pero otros sí lo lograron, el más recordado de ellos y que puso fin a este episodio de nuestra historia fue el gocho Juan Vicente Gómez, pero con él comenzó una de las épocas más oscuras de nuestra patria, dictador militar que gobernó Venezuela entre 1908 hasta su muerte en 1935, la dictadura más larga que hemos conocido.
Hay quienes creen que los militares dan golpes de estado y que con ello se resuelven los problemas, que yo sepa nunca ha sido así, muy por el contrario todo se agrava. 
En nuestra querida Chile, que pareciera que nos sirve de ejemplo para unas cosas pero para otras no, se dio un proceso muy parecido al venezolano, el presidente Allende electo en 1970 estuvo al frente del poder por tres años en un gobierno que se caracterizó por una creciente polarización política en la sociedad y una dura crisis económica que desembocó en una convulsión social. Muchos fueron los que “calentaron la calle” contra el presidente Allende y auparon a los militares para que derrocaran al régimen socialista, bueno y se les cumplieron sus deseos, llegó Pinochet y “mando a parar”, y aquellos que celebraron y promovieron el golpe, recibieron el mayor desprecio del sector militar. Esa acción provocada por sectores que se jugaron el todo por el todo le costó al pueblo chileno trece años de dictadura y más de 25 mil muertos y desaparecidos.

Así que considero importante en estos momentos de desasosiego recordar estos eventos, tanto propios como ajenos, pero si esto no es suficiente para entender lo que sucede en la actualidad en nuestro país, les recuerdo que los gochos a quienes algunos ensalzan, fueron los que desalojaron de la gobernación del Táchira a Pérez Vivas y pusieron a Vielma Mora, ¡que arrechos son los gochos!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario